Porque Yo Soy El Cambio


Poster by Jesus Barraz (dignidadrebelde.com)

Este es un email que le estaba contestando a mi hermana Cristy acerca de mi decisión de mi voto, pero después se convirtió en una declaración de lo que veo que está pasando en mi México desde la distancia mientras trato de organizar a la comunidad Latina indocumentada a levantar su voz y no tener miedo. Así que decidí, convertirlo en uno de mis artículos para mi blog en línea.

Cristinita,

Como un buen defensor de Los derechos de aquellos que construyen nuestra base económica. Como un defensor de aquellos que muchas veces son considerados seres humanos de segunda clase. Como un defensor de restablecer la dignidad Humana y resaltar la belleza de nuestra cultura de cambio social a través de las letras, la música, la pintura y las artes en general. Como uno que ayuda y empodera la voz del afectado por leyes racistas e inhumanas. Como alguien que se entrega a que aquel que se le ha dicho que ni siquiera tiene la capacidad de ser un ser humano y se le considera un ser proveniente de otros mundos. Como alguien que quiere que la voz del oprimido, el rechazado, el echo a un lado por no tener la suficiente educación o por hablar un dialecto y no dominar el español, ni mucho menos el inglés. Como alguien que ve la belleza en las manos del campesino, el jornalero, la que limpia nuestros grandes y lujosos hoteles pero vive en el barrio. Como alguien que desde lejos observa el levantamiento de las voces de los estudiantes cansados de ser subyugados por los que con el poder político los han aplastado.

Cuando veo a mi gente despertando y asegurándose de que Su voz sea escuchada. Yo me doy cuenta también que la solución no está en solo una persona, sino en la unificación de todos nosotros que como Mexicanos queremos un país digno de su gente. Yo también voto por AMLO, no porque tenga la capacidad política para traer un cambio a nuestra tan golpeada nación, no porque tenga la elocuencia de un diplomático y la educación de los grandes demagogas que simplemente han buscado su propio progreso. No, hermanita, yo no voto por AMLO porque es el menos peor de estos pendejos que alguien les dijo que podían gobernar. Yo voto por mi cruda humanidad, porque en la sencillez me es fácil encontrarme a mí mismo.  Porque en sus muchas imperfecciones, yo me puedo identificar. Porque nunca podre relacionarme con el político que habla elocuentemente pero que sus palabras son vacías sin poder estar a la altura de las mías. Porque no puedo creer en un líder que no se ha manchado las manos en nuestros campos, pueblos y vecindades. Che Guevara solía decir: “Déjame decirle sin miedo a parecer ridículo que el revolucionario necesita, sobre todo, amar mucho”. Y en la grande lucha de los derechos civiles en el país donde ahora radico, Martin Luther King Jr. decía: “Hemos aprendido a volar como pájaros y a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos”  Cuando puedo caminar el calle, levantando mi puño y elevando mi voz junto al profesionista, el campesino, el doctor, el limpia vidrios y darme cuenta que la única forma de poder luchar juntos es cuando hayamos podido quitar nuestras propias fronteras raciales, sociales, de género, y así juntos exigir un cambio.

Allí es donde la revolución ha empezado, no en el levantamiento de las armas bélicas, sino de aquellas que hace que nuestras ganas dormidas se despierten. Cuando cansados del puto conformismo, de cómo nuestra sociedad se ahoga en el consumismo y fanatismo religiososo.  Cuando las tara-novelas y los medios de comunicación siguen apendejando y destruyendo la poca materia gris que nos queda.  Cuando preferimos pagar 300 dólares para ver a Luis Miguel, pero no podemos dar ni diez centavos para restaurar la dignidad de los indígenas. Cuando nos vamos a Starbucks porque es “nice”, compramos Banana Republic and Abercrombie and fitch mientras que a solo unas cuantas calles de nuestra casa vive una familia en condiciones deplorables, contribuyendo a la construcción de clases sociales. La revolución empieza cuando ya estamos hasta la madre de que nos digan jotos, mariposos y puñales y no podamos amar a quien queramos, y poder vivir en una sociedad en donde la diversidad y tolerancia en todos sus modos y colores sean bienvenidas. La revolución empieza cuando ya no queremos que nos digan acarreados, o que nos consideren gentes de segunda clase solo porque no tenemos una educación universitaria, porque no sabemos leer o porque hemos decidido dejar nuestras tierras e irnos pa’l norte.

Así es hermanita, mi revolución no fue en votar por AMLO, sino en mi pueblo, en todos estos que dejando a un lado sus propias cosas que los estaban idiotizando salieron a las calles y exigieron no solo un cambio, sino que ellos también se convirtieron en el cambio. Yo creo que no solo hay que exigir lo que queremos, sino también vivirlo, proclamarlo y organizarlo.  Tenemos que involucrarnos activamente en este cambio, organizar más allá de las elecciones. Necesitamos que la gente, las más afectada, la más discriminada y desplazada, la más ignorada, la que ha callado por muchos años; las que no han querido hablar por temor a ser desaparecida; es necesario que se organicen y que sus voces sean empoderadas para poder traer un verdadero cambio social.

Porque hermanita, no podemos dejarle ese cambio a un pequeño grupo de políticos que en vez de representarnos en la cámara más bien pareciera un zoológico o una tertulia dominguera. Necesitamos que la voz de nuestra gente en verdad sea escuchada a través de este movimiento pacífico pero que también podamos protestar a través de acciones directas y desobediencia civil que hagan que los mundos de aquellos que han mantenido el poder por tantos años se desmoronen.  Porque para traer cambios radicales hay que también ser radicales, un amigo que lucha por los derechos de los estudiantes indocumentados y miembros de la comunidad LGTBQ dijo esta mañana:” He aprendido que la valentía atrae más valentía.

Es tiempo de hacer de nuestro voto un voto de esfuerzo, de voz, de cambio; no solo el domingo sino el resto de nuestros días como mexicanos.

Y termino con estas palabras sacadas de la página del movimiento estudiantil  #yosoy132: ‎

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”.

Aún estamos a tiempo de discernir nuestro voto para bien. MÉXICO, ese candidat@ que te parezca el/la mejor lo será si estás realmente informado, si lo haces pensando primero en el bienestar de todo México y no sólo en tus propias conveniencia$ , o en “la tradición” familiar o en género/”guapura”.

Una política verdaderamente incluyente para TODAS las formas de vida que habitamos éste bello país. Un cambio no será si la mayoría de mexicanos no lo decidimos así, por eso se llama “democracia”.

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”.

Advertisements

2 thoughts on “Porque Yo Soy El Cambio

Add yours

  1. Mi querido hermano: Valoro tus elocuentes palabras. Me queda clara tu posición y la comparto. Hace ya un buen rato que dedicas tu vida a ser el cambio. Admiro tu entrega y tu compromiso por la causa humana. Tienes todo mi reconocimiento. Gracias por otorgarme el lugar de escucha en tan valioso pronunciamiento. Un abrazo Carnal.

  2. Excelentemente escrito y se que todo lo escribes de corazon por todas nuestras vivencias en este pais “tan rico” pero tan pobre moralmente. Te quiere, Evelyn Servin

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: